Sangrado del Ano Causas y Curas

sangrado

Cuando consultar a su Médico


La sangre es de color rojo oscuro o marrón.

El sangrado se presenta entre movimientos intestinales.

Tiene heces como alquitrán, negras o de color óxido.

Tiene más de 50 años.

En su familia hay antecedentes de cáncer de colon o de recto.


Sangrado del Ano

Lo que su Síntoma le dice

En la mayor parte de los casos, el sangrado rojo brillante que sale por el ano es más una alarma de coche, que una sirena de emergencia. Aunque el sangrado por el ano es algo que siempre debe informar a su médico, generalmente sólo se trata de una forma colorida y un tanto dramática de que su cuerpo le dice que tiene una hemorroide.

Justo dentro del ano hay una colección de vasos sanguíneos que actúan como cojines inflables y forman un sello que ayuda a prevenir que las heces, los gases y el moco salgan de su recto. Pero si alguno de estos vasos se inflama o se sale de su posición normal en la pared rectal, generalmente por el esfuerzo intenso durante una evacuación, se convierte en hemorroide. Además de dar comezón o picazón, las hemorroides también sangran.

El sangrado también puede ser un signo de fisuras (grietas en la piel que rodea al ano), colitis ulcerativa o pólipos. La sangre que sale por su ano también puede venir de más arriba, del tubo digestivo. Por eso es importante notificar al médico sobre cualquier clase de sangrado por el ano.

“El 99% de las veces, son sólo hemorroides, pero pueden ser algo serio. Por desgracia, la persona promedio no puede decir qué clase de sangrado es serio, y cuál no”, dice Scott Goldstein, cirujano de recto y colon en el Hospital de la Universidad Thomas Jefferson en Filadelfia.

Alivio del Síntoma

Si el sangrado es rojo brillante y ocurre justo después de una evacuación y ha tenido hemorroides antes, hay muchos factores que usted puede tratar de controlar, dice el doctor James Harig, profesor asociado de medicina en el Departamento de Padecimientos Digestivos y Hepáticos en el Colegio de Medicina de la Universidad de Illinois, en Chicago. Pero de todas formas debe notificarlo a su médico, aun cuando con estos remedios sencillos se detenga el sangrado.

Traiga su propio rollo. “Les digo a mis pacientes que usen papel higiénico sencillo, de dos hojas, aunque esto signifique que lleven su propio rollo al trabajo, dice el doctor Harig, Algunas personas usan clases muy baratas de papel higiénico y se tallan al punto de sangrar. Siempre debe usar papel suave y limpiar con cuidado. No se talle.”

Córtese las uñas. Las uñas bien manicuradas pueden estar muy a la moda, pero las uñas largas pueden ser peligrosas. “En una ocasión me llamaron a la sala de emergencia porque una mujer sangraba copiosamente”, dice el doctor Juan Nogueras, cirujano de colon y recto en la Clínica Florida-Cleveland en Fort Lauderdale. “Resultó que accidentalmente tocó una hemorroide con una uña larga al limpiarse.”

Vaselina es la palabra. Intente embadurnar el ano con una capa de jalea de petrolato (vaselina) antes de una evacuación, sugiere el doctor Harig. Puede ayudar a facilitar el paso de las heces.

Observe lo que come. Mastique la comida cuidadosamente y considere que lo que entra tiene que salir, aunque no lo digiera. “No sucede con mucha frecuencia, pero si una persona se traga un huesecillo, éste puede causarle cortaduras, lágrimas y sangrados cuando pase por el ano”, dice el doctor Philip Jaffe, profesor asistente de gastroenterología en el Colegio de Medicina de la Universidad de Arizona, en Tucson.

Agua, agua en todos lados. Beba seis a ocho vasos de agua diariamente. El agua ayuda a mantener flexibles las heces para que se deslicen fuera de su cuerpo con el mínimo esfuerzo. Mientras más se tenga que esforzar, mayor será la posibilidad de que tenga un sangrado anal, dice el doctor Nogueras.

Aumente el volumen con la fibra. Los alimentos fibrosos como frutas, vegetales, frijoles y cereales de grano entero aumentan el volumen de las heces y, como el agua, disminuyen la cantidad de esfuerzo que se requiere durante una evacuación. Además, esto disminuye la presión sobre los vasos sanguíneos y ayuda a prevenir el sangrado.

Véase también Evacuar Realizar Gran Esfuerzo.