Evacuar Sin Realizar Gran Esfuerzo

evacuar

Realizar Gran Esfuerzo para Evacuar

Lo que su Síntoma le dice

Aunque el genio ha sido descrito como 1% de inspiración y 99% de transpiración, éste es un caso donde un poco menos de esfuerzo puede realizar una obra maestra y muchos problemas de salud menores.

Esto es porque esforzarse al evacuar, tratar con gran fuerza para lograrlo puede ser peligroso. “De hecho podría desgarrarse justo la entrada del conducto anal (una fisura anal) cuando se esfuerza demasiado, causando dolor y sangrado rectal de color rojo brillante”, asegura el doctor Samuel Labow, presidente de la Sociedad Americana de Cirujanos de Colon y Recto, con práctica privada en Great Neck, Nueva York. “Sin duda alguna, el esfuerzo de durante un movimiento intestinal para evacuar también puede inflamar y hacer sangrar las hemorroides, aumentando su malestar.”

Los años de esfuerzo excesivo al evacuar también pueden empujar su recto hacia afuera, debilitando sus músculos anales y, en última instancia, causando que pierda control de sus movimientos intestinales, previene el doctor Richard Billingham, profesor asistente clínico en el Departamento de Cirugía en la Universidad de Washington, en Seattle. “Una vez que se ha salido, su recto está expuesto a lesiones, simplemente al limpiarlo después de una evacuación’ , añade el doctor Billingham.

Asimismo, el esfuerzo puede causar una hernia, lo que también hará más difíciles las evacuaciones, dice.

Hay tanto por lo que usted no debe esforzarse. La pregunta apropiada en este punto es: ¿por qué hace esfuerzo? Y la respuesta, en una palabra’ por estreñimiento.

Evacuar: Alivio del Síntoma

Su mejor apuesta para prevenir el esfuerzo es evitar usted mismo estar estreñido, en primer término, sugiere el doctor Labow.

“No acepte el hecho de que por sentarse en el inodoro durante 45 minutos o una hora es la forma en que el mundo va al baño (concluye el doctor Labow).

No lo es…”

Véase también Estreñimiento y Sangrado del Ano.