Ampollas y sus causas ademas de como curarlas

ampollas

CUÁNDO CONSULTAR A SU MÉDICO


Acaba de empezar a tomar un nuevo medicamento (aun cuando sea alguno que tomó anteriormente sin problemas).

Ya es mayor o tiene diabetes y de pronto tiene ampollas en sus pies o tobillos.

Sus ampollas no empiezan a sanar después de uno o dos días, o tienen pus, están rojas, calientes o son dolorosas.

Tiene una ampolla de más de 5 cm de diámetro.

Tiene ampollas dolorosas alrededor de la boca.

No sabe lo que está causando las ampollas.


Ampollas: Lo que su síntoma le dice

Si pasa un día bajo el sol, o caminando con botas nuevas o remando en canoa. Déle la bienvenida a las ampollas.

Las cosas como zapatos rígidos o remar, si no está acostumbrado, pueden causarle ampollas por fricción. Las ampollas por quemadura de sol son inevitables si la piel se expone suficiente tiempo al sol sin protección.

Las causas de la mayor parte de las ampollas son obvias, dice el doctor Guy F. Webster, profesor asistente de dermatología y director del Centro de Farmacología Cutánea en la Universidad Thomas Jefferson en Filadelfia. “Aunque hay otras causas que son un poco más oscuras”, dice. Por ejemplo, las reacciones a medicamentos, incluyendo algunos antibióticos, diuréticos y analgésicos, pueden ocasionar ampollas en cualquier parte o en todo el cuerpo.

También hay padecimientos infecciosos que ocasionan ampollas, que varían en gravedad desde pie de atleta o un herpes (ampollas por fiebre) a ampollas extensas por herpes (varicela en adultos).

Finalmente, el contacto con sustancias a las que es alérgico, como a la hiedra venenosa, puede producirle ampollas en áreas extensas.

Sin importar la causa, todas las ampollas se parecen: “Son separaciones de la capa exterior de la piel de la parte interior”, explica la doctora Ellen Sobel, profesora asociada de ortopedia podiátrica en el Colegio de Medicina Podiátrica de Nueva York, en la ciudad de Nueva York. El líquido entre las capas separadas forma una pequeña bolsa de agua.

Ampollas: Alivio del sintoma

El tratamiento de una ampolla dependerá mucho de cuántas sean y de cuál es la causa. Éstas son algunas cosas para estar prevenidos.

Déjela como está, si es posible. Las ampollas intactas están mejor si no se les toca. “Al no reventar una ampolla, la piel que está debajo puede sanar en un ambiente confortable. Y si está bañada por fluidos corporales, mejor”, dice el doctor Webster.

“Si usted va paseando y le sale una gran ampolla en el camino, quizá podría hacer una excepción y drenarla”, sugiere el doctor Jerold Z. Kaplan, director médico del Centro de Quemaduras Alta Bates, en Berkeley, California. Un médico lo hace drenando el líquido con una jeringa estéril, explica el doctor Kaplan. “Para hacerlo usted mismo, sostenga una aguja bajo una flama o use alcohol para esterilizarla.

Después haga una perforación con cuidado cerca de la orilla de la ampolla, empuje el líquido hacia afuera y cubra con un apósito de gasa. No retire la piel de la ampolla”, indica. (Podría ser una buena idea incluir un par de agujas en su botiquín de primeros auxilios.)

Arregle la parte superior. “Si una ampolla ya está abierta, coloque la piel nuevamente en su lugar, para que su propia piel proteja la parte lesionada”, comenta el doctor Mark D. Sussman, de Wheaton, Maryland, podiatra y coautor de varios libros sobre el cuidado de los pies, incluyendo The Family Foot-Care Book. Después cubra con crema antiséptica para primeros auxilios y ponga un apósito de gasa, no de plástico. Las farmacias y algunas tiendas de deportes tienen productos especiales para cubrir ampollas.

Aléjese de la presión. La mejor forma de aliviar la presión en las ampollas de los pies es poniendo alrededor almohadillas con fieltro o espuma adhesiva’ que se venden en farmacias. También pueden servir las que venden para callos y que no contienen medicamentos, dice el doctor Sussman.

Cubra el área Y cambie de zapatos para eliminar la fuente de fricción. Asegúrese que haya una pequeña área de piel sin ampolla alrededor de la almohadilla, para que no lastime una de las orillas de la ampolla.