Alucinaciones (Cuando Consultar a su Medico)

alucinaciones

Alucinaciones

CUÁNDO CONSULTAR A SU MÉDICO


 

Si sufre de alguna alucinación, cuando está despertando o cuando se va a quedar dormido, debe notificarlo a su médico.


Alucinaciones: Lo que su síntoma le dice

Las historias sobre las personas que han visto a Elvis Presley en tiendas no lo perturban, pero cuando su vecina le dice que vio la imagen de un personaje infantil de 90 metros de alto caminando por la calle, usted le pediría con toda educación que se aleje de su vista.

Una alucinación puede variar, desde un relámpago de luz o color, hasta la visión clara de personas, animales o de plantas.

Por lo general, las alucinaciones son una señal de advertencia importante de que una persona puede tener un problema de salud mental. Ver cosas podría ser un síntoma de esquizofrenia, depresión aguda o angustia. Las alucinaciones también pueden tener causas físicas, como abuso de alcohol y drogas, un efecto colateral de un medicamento, enfermedad de Alzheimer, cataratas, glaucoma, migrañas, deshidratación o fatiga extrema, fiebre alta, fallas en el riñón o tumores cerebrales.

Alivio del síntoma

“Las únicas veces en que las alucinaciones son normales es cuando uno está por quedarse dormido o justo al estar despertando”, dice la doctora Betsy Comstock, profesora de psiquiatría en el Colegio Baylor de Medicina en Houston. “Por ejemplo, al estar despertando usted podría ver un traje en su armario y pensar que hay un hombre ahí. Eso es muy común y no debe acudir al médico por ello.

Pero si en cualquier otro momento ve algo que no está ahí, debería acudir con su doctor.” Aunque las alucinaciones sean un síntoma de tantas alteraciones serias, su doctor puede sugerirle un remedio sencillo una vez que complete un examen médico minucioso. Usted puede hacer algo para ayudar a su médico a determinar lo que está mal.

Verifique sus medicamentos. Muchos sabemos que las drogas ilegales como la marihuana y el LSD pueden causar alucinaciones. Pero también hay algunos medicamentos por prescripción y de los que no requieren de receta, incluyendo antihistamínicos, anticonvulsivos, antidepresivos, antibióticos, tranquilizantes, esteroides y medicamentos para el dolor y cardiovasculares.

Prepare una lista de todos los medicamentos que está tomando normalmente, incluyendo los que no requieren de receta y pregunte a su médico si debe realizar algún cambio.